martes, 23 de diciembre de 2014

ULTIMO MENSAJE DEDE PARÍS

París, 21/12/2014
Mañana mismo estaré viajando hacia España. Me voy de aquí porque no hay turrón, y qué son unas Navidades sin turrón? Es verdad que en Chad me parece que tampoco hay...
Os decía que la iluminación navideña lleva ya más de un mes encendida, pero en el ánimo de los cristianos se nota que están llegando los días importantes, no solo porque los niños ya están de vacaciones o porque muchas familias viajan fuera de París (y muchos turistas se acercan), sino porque de verdad hay ganas de festejar, de celebrar un acontecimiento alegre.
Los cristianos en Francia se sienten minoría, pero una minoría digna, reconocida como responsable y que sabe que tiene algo que ofrecer a esta sociedad.
Mis últimos días aquí han sido tranquilos. Terminé mi presencia en la radio el jueves y saludé a todos los que allí trabajan. Precisamente ese día, tras haber pasado un mes con ellos, me enteré que una periodista había trabajado dos años en Gabón y Togo y que uno de los técnicos ha montado unas 10 radios en África. Me lo podían haber dicho antes para compartir más y para que me diesen consejos del trabajo concreto. En todo caso, estoy contento. Además la radio ofrece una programación especial para las radios africanas. A través del satélite tiene una programación de 24 horas y se puede o bien emitir los programas en directo o bien grabarlos y ponerlos más tarde. Y todo ese servicio es gratis.
Y el fin de semana he estado actualizando la página web de la radio a la que iré. Casi no he salido, tampoco estaba el clima agradable y entre esos trabajos y algunas visitas que hemos tenido me he quedado en casa.
Mañana toca madrugar para estar temprano en la estación de tren.
Abrazos y besos a todos/as y que podamos disfrutar de la compañía del Señor, que ya viene.

Antxón

lunes, 15 de diciembre de 2014

PILATOS DEL SIGLO XXI

Es el título de una aportación que se encuentra en la página Latiendo con el Sur y que nos parece interesante leer a unos días del 18 de diciembre, día de las migraciones y de los migrantes.

Que podáis aprovechar de la lectura.
Un saludo.

Gigi

viernes, 12 de diciembre de 2014

ANTXON DESDE PARIS

Aprovecho que hoy no he ido a París para las prácticas en la radio (hoy toca trabajo en casa, y además hace un tiempo horrible con mucho viento y lluvia) para escribir y mandar noticias. Hoy es el día además de la Guadalupana, y resulta que es una de las fiestas litúrgicas de la ciudad de París: en la catedral está el cuadro de la Guadalupana y la celebración de esta tarde está reconocida como gran fiesta. De hecho antes se celebraba la misa en español en la misma catedral, porque era una misa para los latinos, pero había tanta afluencia de latinos llegados desde Holanda y Bélgica, pero también de franceses, que ha pasado a ser fiesta litúrgica especial y la celebración se hará en francés.
Hablando de francés, ayer grabé una entrevista para la radio en la que estoy haciendo las prácticas y hoy la han emitido. Naturalmente, la entrevista es en francés. La van a emitir de nuevo el lunes a un horario imposible para España: las 6,30 de la mañana, y el caso es que la radio ofrece también la posibilidad de escuchar las emisiones a partir de su página web en cualquier momento, pero precisamente se han encontrado con un problema técnico y con el encargado de esa sección de vacaciones por unos días y van a tardar en repararlo y en volver a poner a disposición las emisiones (debo ser yo el gafe). Total, os pongo el enlace a la página web por si acaso se arregla el problema. La emisión se llama "Rencontres" y es diaria, pero en la que hablo es la de hoy 12 de diciembre a las 9,05 de la mañana.  http://radionotredame.net/ 
Para buscar las emisiones hay que pulsar en la ventanita gris donde pone "en réécoute" y allí buscar el programa según el día y la hora.
Ya celebramos nuestra fiesta de San Francisco Javier. Vinieron al final 37 personas y el clima que se creó fue realmente de familia, nos lo pasamos realmente bien. Finalmente el obispo no pudo venir porque se enfermó. Avisó con tiempo y nos ha mandado una carta pidiendo disculpas, muy correcto. Alguien podría pensar que eso de la enfermedad era una excusa para no venir, pero es verdad que estaba enfermo porque tenía que presidir una misa al día siguiente, domingo, y tuvo que mandar un sustituto.
Este fin de semana vamos a ir a cenas en familias que vinieron a la fiesta y que a su vez nos han invitado.  Será una especie de entrenamiento para la Navidad.
Yo ya estoy en mis últimos días por París. El otro día, en un día que anunciaron sol todo el día (y así fue) aproveché para visitar los jardines del palacio de Sceaux, que quedan fuera de París y relativamente cerca de nuestra casa. Para una idea, los jardines son equiparables a los de Versalles (más pequeños, eso sí). El palacio no tiene nada que ver (ha sido rehabilitado hace poco) pero los jardines son espléndidos, y lo bueno es que, como es un lugar poco conocido, se puede pasear por los jardines con mucha tranquilidad,, solo había vecinos haciendo deporte o paseando, pero no hay turistas. Un gustazo.
A ver si antes de dejar París os envío un último mensaje.
Un abrazo

Antxon

miércoles, 10 de diciembre de 2014

HORIZONTE 2018: DECLAREMOS ILEGAL LA POBREZA

Proponemos en el blog, una contribución de Carlos Collantes que ha salido en nuestra revista en el numero de Agosto-Septiembre-Octubre.  Nos parece que podría interesar a muchos que no la reciben.

No aceptéis lo habitual como cosa natural, pues en tiempos de confusión organizada, de arbitrariedad consciente, de humanidad deshumanizada, nada debe parecer natural. Nada debe parecer imposible de cambiar”. Bertold Brecht

Riccardo PETRELLA, profesor de renombre internacional, politólogo y economista italiano es uno de los promotores de una iniciativa internacional de calado que puede sonarnos extraña o utópica: la campaña “Declarar Ilegal la Pobreza”. El significado de esta iniciativa es poner fuera de la ley los factores o causas estructurales que están en el origen de los procesos de desigualdad, de empobrecimiento y de exclusión de millones de ciudadanos. La campaña se orienta a declarar ilegales las leyes, las instituciones, y las prácticas sociales y colectivas que entorpecen la justicia social y económica, que atacan la democracia e impiden el ejercicio de la ciudadanía.

Pobreza y empobrecimiento
Una de las situaciones más inhumanas es el hiriente aumento de las desigualdades debido a la creciente concentración de la riqueza en manos de una minoría irresponsable e inconsciente. Estamos inmersos en un proceso bárbaro de “acumulación por desposesión” como señalan pensadores de prestigio y confirman desgraciada y atinadamente todos los estudios serios. La riqueza se está concentrando en manos de una minoría que controla también numerosos medios de comunicación social, lo que les permite ocultar, distorsionar y manipular la realidad en función de sus intereses.
Habitualmente hablamos de pobreza y tal vez sea mejor hablar de empobrecimiento. Porque hay una pobreza libremente escogida, mientras que hay otra impuesta que deshumaniza al no permitir vivir con dignidad. Cuando aquí hablamos de pobreza no nos referimos a la pobreza escogida como estilo de vida, como un camino de liberación de las ataduras de los bienes materiales, como una renuncia a poseer bienes propios. No hablamos de la pobreza que libera sino de la que excluye y roba la dignidad porque condena a vivir en condiciones de vida inhumanas.
La pobreza entendida como empobrecimiento no es natural ni libremente escogida, es padecida. ¿Qué felicidad puede haber cuando una persona es condenada a malvivir en situación de exclusión, sin el mínimo exigido para vivir con dignidad? En este sentido, la pobreza es un hecho social, es el resultado de una sociedad injusta que no reconoce -en la práctica- que todos somos iguales frente al derecho universal y común a la vida, al acceso a los bienes que la hacen digna y humana.

¿Inevitable?
La pobreza no es natural ni tampoco inevitable. Esta es una falacia que tenemos que desmontar. La pobreza es el resultado de progresivos procesos de empobrecimiento. Tiene causas sociales, económicas, políticas. Y una de estas causas funciona a nivel ideológico: se trata de repetir sin cesar que la pobreza es natural e inevitable, que siempre ha habido y habrá pobres. Se pretende ocultar las causas humanas, sociales que están provocando y perpetuando situaciones de empobrecimiento.
Si no es natural, ello quiere decir que se puede erradicar; mientras que si admitimos –porque nos lo hacen creer- que es natural e inevitable terminaremos por resignarnos y aceptar situaciones inaceptables. Esta repetición tiene como función práctica crear actitudes de resignación y de pasividad. Además, la interiorización de este mensaje provoca otro efecto negativo dañino: se llega a responsabilizar o culpabilizar a los pobres de su situación de empobrecimiento, con lo que son doblemente víctimas.
En este mismo sentido escribe el papa Francisco: “Algunos simplemente se regodean culpando a los pobres y a los países pobres de sus propios males, con indebidas generalizaciones, y pretenden encontrar la solución en una «educación» que los tranquilice y los convierta en seres domesticados e inofensivos. Esto se vuelve todavía más irritante si los excluidos ven crecer ese cáncer social que es la corrupción profundamente arraigada en muchos países -en sus gobiernos, empresarios e instituciones- cualquiera que sea la ideología política de los gobernantes.” (EG 60)
Toda la ambición de los Objetivos del Milenio se ha limitado a reducir la pobreza extrema -la de quienes viven con menos de un dólar al día y que son 1.300 millones- a la mitad en 2015. Es decir que unos 600 millones de personas pasaran de extremadamente pobres a pobres, a vivir con algo más de un dólar, pero con menos de 2 al día. ¿Podemos resignarnos a esta situación?

Causas no síntomas
Las desigualdades sociales que están en la raíz de la pobreza son claramente estructurales y tienen que ver con la injusticia y la exclusión creadas por un sistema injusto y miope en su raíz. El actual sistema económico financiero especulativo es el causante de las enormes desigualdades económicas. Es también un sistema depredador de los bienes de la naturaleza y de los recursos humanos. Por eso, esta iniciativa pretende ir a las causas del empobrecimiento y no ocuparse únicamente de los síntomas porque se trata de desenmascarar y atacar las causas estructurales del empobrecimiento y de la injusticia que lo crea.
Si queremos vivir en un mundo de ciudadanos iguales, en una sociedad justa, equitativa, solidaria, en una sociedad que corresponda al sueño de Dios que el evangelio llama Reino de Dios, entonces no podemos aceptar los actuales procesos de empobrecimiento que condenan a mal vivir a una gran mayoría de la población mundial.
Las causas del empobrecimiento actúan a través de leyes (que protegen los intereses de lo más ricos, de las multinacionales frente a los Estados soberanos), de instituciones (pensemos en el FMI, en el BM, en la OMC, en la TROIKA), en prácticas sociales y colectivas (apropiaciones indebidas de bienes comunes y públicos). No se puede confiar a una empresa que tiene intereses económicos especulativos la gestión de un bien común como es un hospital, y de un derecho: la salud.
Al igual que en el siglo XIX se declaró ilegal la esclavitud, en nuestros días tenemos que declarar ilegal la actual situación de empobrecimiento. Al ser declarada ilegal la esclavitud, su abolición supuso un enorme progreso humano. Nadie, ningún ser humano debía ser esclavo de otro; ninguno tenía derecho a tener esclavos. Esta declaración de principio y su posterior conquista práctica y real supuso un enorme progreso. Declaración que pasó a las leyes, y las leyes tienen su importancia. Sabemos bien que nuestra constitución reconoce derechos que no están garantizando para muchos compatriotas. A pesar de ello, es importante tener textos de ley o leyes vinculantes, y exigibles por los ciudadanos.

Progreso humano
Sostiene el profesor R. Petrella que las legislaciones que siguieron a la declaración de ILEGALIDAD de la ESCLAVITUD permitieron hacer enormes progresos sociales y que no fueron únicamente los adelantos técnicos los que crearon el desarrollo social y humano alcanzado en el siglo XIX, sino que fue esta declaración -la esclavitud es ilegal- plasmada en leyes, la que posibilitó y favoreció el progreso entonces conseguido. ¿Utópico? Si renunciamos a los sueños y a las utopías dejamos de ser humanos, mutilamos algo profundo de nosotros mismos. No fue únicamente la máquina de vapor la que creó el progreso sino la declaración de ilegalidad de la esclavitud, junto con la adopción de otras leyes en las que se concretaban los sucesivos derechos civiles, políticos y posteriormente los sociales. Esos que ahora están limitando los gobernantes de turno a las órdenes de la Troika y del neoliberalismo arrogante y cruel. En lugar de perseguir el fraude fiscal, la evasión de capitales, de cerrar los paraísos fiscales o de crear una fiscalidad justa y progresiva, prefieren recortar derechos sociales a las clases más populares imponiendo el “austericidio”. Algunos poderes están declarando “ilegales” a los pobres en lugar de declarar ilegal la pobreza.
El 10 de diciembre de 1948 la Asamblea de la ONU efectuó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. En el 2018 se cumplirán los 70 años de la misma, es nuestra oportunidad para que logremos que la ONU, establezca una resolución de declarar ilegal la pobreza. He aquí un desafío esperanzador.
P Carlos Collantes sx

DECLARACIÓN CONTRA LA CORRUPCIÓN

El Martes 9 de diciembre de 2014

Los representantes de las iglesias, comunidades e instituciones eclesiales que firmamos esta declaración en el Día Internacional contra la Corrupción queremos hacer un llamamiento en favor de la Esperanza, la Justicia y el Amor fraterno, a través del ejercicio de la transparencia y la regeneración de la vida pública, frente a la percepción de impunidad que campa en nuestra sociedad y la creciente pérdida de confianza en las relaciones sociales.

Somos conscientes del problema mundial en que se ha convertido la corrupción [1]. Observamos escandalizados como día a día una minoría de entidades y personas [2] alcanzan impunemente grandes riquezas y poder, gracias a prácticas ilícitas y corruptas que se unen a diversos delitos de narcotráfico, cohecho, malversación de fondos, evasión fiscal, tráfico de personas e influencias e incluso la muerte de inocentes...

Mientras tanto, el pueblo asume la mayoría de las cargas fiscales y económicas, sufre recortes en las políticas sociales y degradación de las condiciones laborales. Como consecuencia de lo anterior, aumenta escandalosamente la desigualdad, la pobreza, la exclusión social, los conflictos violentos, los suicidios... Todo ello se manifiesta en el deterioro de la convivencia y la cohesión social, asíì como la propia sostenibilidad del planeta.

No podemos guardar silencio o ser pasivos
¿Podemos quedarnos callados ante los más de 1.700 casos abiertos de corrupción en España y ante la percepción ciudadana de impunidad de los presuntos culpables? La lentitud de la justicia incita al pueblo a seguir el ejemplo de los corruptos [3]. Es necesario dotar al poder judicial de mayores recursos e independencia del poder político y de una Ley contra la Corrupción. Hay que crear organismos independientes del poder político que coordinen y controlen a las instituciones gubernamentales y las relaciones empresariales entre el sector público y el sector privado.

Seria suficiente seguir las indicaciones que desde Transparencia Internacional, la Cámara Internacional de Comercio, el Pacto Mundial de Naciones Unidas, el Centro Global de Lucha contra la Corrupción en la Infraestructura (GIACC), El Portal Anti Corrupción para los Negocios y otros muchos organismos ofrecen continuamente, pero que no encuentran suficiente acogida en el poder legislativo, político y judicial del Estado.
Aún hay tiempo para cambiar [4]. Nuestra sociedad sigue manteniendo valores cristianos, éticos y morales que sostienen a la inmensa mayoría de la ciudadanía, especialmente a las familias. Los cuerpos de seguridad siguen desarrollando su labor de forma admirable, y hay una clara conciencia colectiva de que el sistema debe cambiar, regenerando la vida política [5] y la participación ciudadana, devolviéndole el sentido de "servicio" para el pueblo en vez de "servirse" de los votos del pueblo.

Nuestro compromiso cristiano
La corrupción es una tentación antigua [6] y globalizada que lamentablemente también hemos de reconocer presente en nuestras iglesias. Como cristianos nos enfrentamos a ella desde la confianza en Dios [7], en el amor al prójimo y siguiendo los valores evangélicos que nos ayudan a vivir en justicia y armonía. Cristianos y cristianas de todo el mundo, sumados a gentes de buena voluntad, participan en campañas internacionales y declaraciones contra la corrupción [8] por todo el planeta. Las campanas cristianas locales y las mundiales como "Al descubierto" [9] demuestran que millones de personas luchan por vivir en armonía con la imagen del Reino de Dios y su Justicia, frente a la falta de voluntad política y la crisis de valores.
Nos comprometemos a vivir y anunciar el Evangelio [10], desde la coherencia, vigilando continuamente nuestras prácticas y estructuras, solicitando de Dios Padre la humildad, la sabiduría del discernimiento, el valor de la autocritica y la corrección fraterna y llevando los valores cristianos a la sociedad y a la política. Esos valores son los principios culturales de Europa, buscan el Bien Común y son la clave para conseguir una sociedad más equitativa y responsable, como corresponde al plan de Dios sobre la humanidad.

Unidos para regenerar la vida pública
Convocamos a todos los partidos políticos a recuperar la cultura del dialogo y de la colaboración, para caminar hacia donde nuestro país realmente necesita y no hacia donde quieren los mercados o los lobbies empresariales y financieros. Debemos derrocar la tentación del "dinero" y recuperar el orden de las ideas, situando al frente los Derechos Humanos y la sostenibilidad de la Creación. Solicitamos cambios legislativos que permitan la independencia real entre los tres poderes del Estado y el nombramiento de sus cargos, cambios que favorezcan la participación ciudadana en la toma de decisiones importantes para el país, regenerando la salud democrática.
Pedimos que se promueva la educación en los valores éticos propios de nuestra riqueza y diversidad cultural, asíì como de la filosofía, para dotar a los jóvenes de pensamiento crítico y espiritual. Para sembrar la esperanza y que el cambio sea posible y sostenible desde la convivencia cívica y la honradez.
Pedimos la colaboración de toda la ciudadanía, para no seguir el ejemplo de los corruptos y seguir el camino que conduce a la vida y no a la muerte [11]. Hay que sanar el tejido social desde el asociacionismo, la ciudadanía activa y participativa. Es urgente promover una ciudadanía justa y formada que sepa pedir responsabilidades y no se conforme con seguir al partido de siempre.
¡No abandonemos nunca nuestros valores y caminemos siempre por el sendero de la verdad y la vida en nuestra peregrinación hacia Dios!


Convocan y firman por orden de adhesión: Comisión General de Justicia y Paz España + Iglesia Anglicana de San Jorge Madrid + Iglesia Evangélica Española (IEE) + Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) de Madrid + Conferencia Española de religiosos- CONFER + Movimiento Focolares Madrid + Comunidades ADSIS + Misioneras de la Unidad + Manos Unidas. Delegación de Madrid + Iglesia Antigua Hispánica + Comunidad Evangélica de Habla Alemana Madrid + Diaconía + Sociedad Bíblica +Caritas Española +Arzobispado Ortodoxo de España y Portugal (Patriarcado Ecuménico de Constantinopla) + Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal + Parroquia Ortodoxa Rusa de Santa María Magdalena. Patriarcado de Moscú + Equipos de Pastoral Obrera (EPPO) de Madrid + Parroquia de San Pablo Madrid +Asociación Puente de Esperanza Madrid + Institución Javeriana + Foro de Curas de Madrid +Parroquia de Santa Mª del Buen Aire de Madrid +Comisión JUSTICIA, PAZ, INTEGRACIÓN DE LA CREACIÓN (JPIC) de las hermanitas de la Asunción +Profesores cristian@s de la educación pública +Centro de Reflexión Alberto Hurtado + Cristianos Socialistas del PSM-PSOE+ Asociación Ecuménica Internacional.

[1] “A todo ello se añade una corrupción ramificada y una evasión fiscal egoísta, que han asumido dimensiones mundiales. El afán de poder y de tener no conoce límites.” (Evangelli gaudium, 56).
[2] Políticos e instituciones públicas, empresarios, banqueros, ciudadanos, etc.
[3] España se sitúa en la segunda posición en el ranking europeo por número de hurtos, según los datos del Barómetro Mundial del Hurto en la Distribución 2013-2014
[4] “No compartas las obras de la oscuridad, sácalas a la luz” (Efesios 5:11).
[5] “La corrupción política, compromete el correcto funcionamiento del Estado, influyendo negativamente en la relación entre gobernantes y gobernados; introduce una creciente desconfianza respecto a las instituciones públicas, causando un progresivo menosprecio de los ciudadanos por la política y sus representantes, con el consiguiente debilitamiento de las instituciones” (Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, n. 411).
[6] “La historia de Nabot sucedió hace mucho tiempo, pero se renueva todos los días. ¿Qué rico no ambiciona continuamente lo ajeno? ¿Cuál no pretende arrebatar al pobre su pequeña posesión e invadir la herencia de sus antepasados? ¿Quién se contenta con lo suyo? ¿Qué rico hay al que no excite su codicia la posesión vecina? Así, pues, no ha existido sólo un Ajab, sino que, lo que es peor, todos los días nace de nuevo y nunca se extingue su semilla en este siglo.” (San Ambrosio de Milán, año 339-397, comentario a 1 Reyes 21).
[7] “Mi justicia será luz para las naciones.” (Isaías 51:4).
[8] “Lamentamos la forma en que la legislación y el control económicos y financieros están parcializados a favor de los ricos. Por ello afirmamos al Dios de la justicia para todos los oprimidos (Salmo 103:6). Reclamamos un sistema de legislación justa y de controles que faciliten la redistribución de la riqueza y el poder para toda la creación de Dios.” (Declaración de Sao Paulo – Consejo Mundial de Iglesias).
[9] “La corrupción mata, ponla al descubierto”. (Ver convocantes)
[10] “Los cristianos están llamados a comprometerse a colaborar con todas las personas en el respeto mutuo, promoviendo juntos la justicia, la paz y el bien común” (Testimonio cristiano en un mundo de pluralismo religioso, nº 8).
[11] “Hay dos caminos: uno de la vida, y otro de la muerte; pero muy grande es la diferencia entre los dos caminos.” (Didaché – Enseñanza de los doce apóstoles).

Secretaría Técnica de la Comisión General de Justicia y Paz
C/ Rafael de Riego 16, 3º dcha. 28045 Madrid
Tf.: (+34) 915061828
Correo-e: juspax@juspax-es.org
Web: www.juspax-es.org

jueves, 4 de diciembre de 2014

NOTA de PRENSA sobre la situación en Ceuta y Melilla


SOLICITAMOS LA RETIRADA INMEDIATA
DE LA DISPOSICIÓN SOBRE LAS EXPULSIONES SUMARIAS

Madrid, 2 de diciembre 2014.- Reunidos en Málaga representantes de instituciones eclesiales que trabajan “in situ” a uno y otro lado de la frontera sur para abordar coordinadamente distintos temas que afectan a las personas migrantes, y siendo testigos del sufrimiento diario que las vallas provocan, Cáritas Española, CONFER, Secretariado de la Comisión Episcopal de Migraciones y Justicia y Paz queremos solicitar la retirada inmediata de la disposición sobre las expulsiones sumarias.
La Comisión de Interior del Congreso de los Diputados aprobó el pasado 25 de noviembre el Dictamen sobre el Proyecto de Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, en el que se recoge una modificación a la Ley Orgánica de Extranjería que pretende legitimar las expulsiones sumarias en la frontera de Ceuta y Melilla.
A nuestra preocupación por un proyecto de Ley que criminaliza la pobreza y la movilización social, se suma la consternación por la naturaleza de una enmienda que ha sido introducida a última hora por el Grupo Parlamentario Popular del Congreso.
Además de compartir las reflexiones de instituciones como el Consejo General de la Abogacía y la inquietud expresada por numerosas entidades y plataformas ante la aprobación del citado Dictamen, queremos hacer público nuestro enérgico rechazo a la modificación que se contempla en el mismo porque entendemos que viola derechos humanos, da cobertura legal a una práctica ilegal que se viene constatando desde hace tiempo y no va a aportar soluciones a ninguna de las causas por las que las personas migrantes abandonan sus países de origen para, tras un arduo camino, llegar ante las fronteras de Ceuta y Melilla.  En definitiva, sólo se logrará incrementar el sufrimiento de las personas y no se reducirán las llegadas.
Recordamos que La Ley Orgánica de Extranjería ya cuenta con procedimientos legales para abordar los casos de entradas irregulares en España por puestos no habilitados y que conllevan una serie de garantías para las personas migrantes, como son la asistencia letrada y el derecho a intérprete.
Además, aunque insuficiente, existe la posibilidad de solicitar asilo y refugio, e identificar potenciales víctimas de trata y otros perfiles vulnerables.
Es necesario señalar que las expulsiones sumarias vulneran lo dispuesto por los artículos 12 y 13 de la Directiva europea 2008/115/CE y el artículo 13 del Código de Fronteras Schengen, que establecen como garantías procedimentales en todo procedimiento de retorno la obligatoriedad de una resolución motivada para la denegación de entrada, en la que se indiquen los motivos exactos de la misma, así como el derecho a recurrir dicha resolución de forma informada y asesorada.  Es más, esas expulsiones podrían ser constitutivas de una violación del artículo 6 del Carta Europea de Derechos Fundamentales (CEDH) que contempla el derecho a un proceso equitativo.
Por otra parte, ese Dictamen pone en riesgo la protección internacional, lo que vulnera la Convención de Ginebra de 1951 y el artículo 18 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE.
Junto a ello, el artículo 6 de la Directiva 2013/32/UE obliga a los Estados Miembros a garantizar el 2 acceso a la protección no sólo en el territorio nacional sino también en las fronteras y aguas territoriales.
Llamamos también la atención sobre la violación que supone del principio de “non refoulement” (no devolución) recogido en el artículo 33 de la Convención de Ginebra de 1951, el artículo 3 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, el artículo 18 de la ya citada CEDH y la Directiva de retorno (Directiva 2008/115/CE) según el cual ninguna persona puede ser devuelta a un país donde su vida, libertad o seguridad corran peligro.
En las últimas semanas ha sido la propia Comisión Europea e incluso el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas quienes han manifestado su preocupación por la vulneración de derechos que podría conllevar estas decisiones.
Por tanto, solicitamos que se retire esta disposición adicional y se busque un consenso político en materia de inmigración.  España debe liderar ese proceso y hacer ver a la Unión Europea que las vallas de Ceuta y Melilla son sólo la consecuencia de una política migratoria europea desenfocada.
Solicitamos, asimismo, diálogo para buscar vías de acceso regulares para quienes no las encuentran nunca y no se vean empujados a dar un salto desesperado.
Y solicitamos solidaridad con quienes buscan la protección del asilo y el refugio huyendo de conflictos, persecuciones y los efectos de una política de cooperación internacional centrada exclusivamente en un modelo económico de crecimiento que propicia el descarte y la expulsión de los ciudadanos de sus países de origen y no el desarrollo de sus propias capacidades y experiencias para evitar el abandono de sus comunidades como consecuencia de la injustica o la inseguridad.
La aceptación de las expulsiones sumarias que representa la aprobación de este Dictamen supondría consolidar legalmente un concepto de “frontera” sinónimo de un territorio donde los derechos humanos están ausentes.  Y como ha señalado la Comisión Episcopal de Migraciones en el VII Congreso de Migraciones en el Vaticano, y ha afirmado recientemente el Papa Francisco ante el Parlamento Europeo, “Europa será capaz de hacer frente a las problemáticas asociadas a la inmigración si es capaz de proponer con claridad su propia identidad cultural y poner en práctica legislaciones adecuadas que permitan tutelar los derechos de los ciudadanos europeos y de garantizar al mismo tiempo la acogida a los inmigrantes“.

Contactos Prensa:
Marisa Salazar (619.26.89.39) – Angel Arriví (91.444.10.16 - 619.04.53.81)

martes, 18 de noviembre de 2014

Makeni (Sierra Leona),18-11-2014

¡Hola hermanos! Apreciados todos: Paz y Bien.
Ya os supongo a todos metidos de lleno en el año pastoral y de Animación Misionera, después de la programación anual. ¡Estupendo! A los de España os sigo desde la Web y demás…
Supongo, por lo que leo en los medios de comunicación españoles, que ya España está más tranquila: los casos de ébola allí se han resuelto satisfactoriamente, de lo cual me alegro muchísimo, se han organizado algunas estructuras para posibles casos en el futuro, de lo cual me alegro también, y ya todo ha vuelto a la normalidad que es como tiene que ser.
Pues aquí también seguimos en la normalidad desde que el ébola entró en Sierra Leona: en algunos zonas ha bajado el número de afectados y muertos, en otras ha aumentado y en otras se mantiene en un nivel alto de incidencia; también, en general, el número-porcentaje de los que se recuperan y sobreviven ha aumentado lo que es una esperanza para los posibles-futuros afectados.
Las cifras actuales, desde que comenzó la pandemia, en todo el País rondan  los 4.400  afectados, 1.500 muertos, 900 recuperados y 500 niños-as que se han quedado huérfanos al morir sus padres a causa del ébola. Todas cifras oficiales, es decir las que se pueden contar por haber asistido a un centro sanitario, las reales son muchas más: los que han muerto en sus casas, muchos de los muertos en las aldeas, a los que no se les ha detectado, ¡en fin! que el número se podría duplicar sin exagerar mucho…
Como la toma de conciencia y aplicación de medidas en el País ha sido tardía, así como la falta de medios para combatir el virus; como ha sido también tardía la ayuda-cooperación internacional; junto a que las pocas y no apropiadas estructuras sanitarias del País se han mostrado ineficaces y han sido mermadas por la muerte de un buen número de personas sanitario (médicos, enfermeras, celadores…más de 100 en el País), la epidemia se ha extendido y ahora, aunque están llegando ayudas, personal y medios, está siendo muy difícil contenerla y erradicarla.
Los efectos negativos (además de sufrimiento, muertos, huérfanos…) ya os los he comentado y persisten, tendiendo a aumentar: enfermos de otras enfermedades que no pueden ser tratados ni curados y que, a veces, mueren; subida de precios de los productos básicos, por escasez o por la falta de circulación de ellos, dadas las restricciones de movimiento de personas y de mercancías; pérdida de muchos puestos de trabajo al haber cerrado grandes compañías a la espera de que pase la tormenta. Todo ello haciendo que retroceda el poco-insuficiente “estado de bienestar” que una buena mayoría tenía en el País.
Algunas cosas han mejorado y dan una cierta esperanza de que la situación comience a cambiar de signo no tardando mucho, de forma que la incidencia del virus tienda a reducirse y, por fin, a desaparecer:
 Por parte de las autoridades, Instituciones, Confesiones religiosas, ONGs, Grupos Sociales ha habido una machacona insistencia en la información y la sensibilización para prevenir el contagio y dar orientaciones de lo que se debe hacer en caso de detectar/se afectados. El Gobierno ha emanado medidas concretas para favorecer la detección, aislamiento y tratamiento de los afectados, así como para tratar de evitar los contagios.
 La precaria asistencia sanitaria nacional, después de estos meses de experiencia, se ha organizado mejor y más específicamente para ser más eficiente y tratar de llegar a los más posibles.
 La ayuda internacional está ya llegando en personal sanitario y medios. Están llegando, y ya han llegado un buen número de médicos, enfermeras-os, asistentes, voluntarios y soldados de varios países. La Unión Africana también ha reaccionado y Nigeria, R.D. del Congo, Etiopía, Kenia, Uganda, Ruanda, Tanzania, Burundi está mandado personal y medios a Los tres países afectados. Gran Bretaña, España, Italia, Cuba… también han  mandado aquí personas y medios para atajar la epidemia.
 Todo ello ha hecho posible que, en estas últimas semanas, se hayan podido poner en marcha, diseminados por el País, tres laboratorios más para la detección de la infección, tres centros de observación donde se  aísla a los posibles afectados por 21 días, 3 centros de tratamiento para atender y tratar de curar a los que han dado positivos. Junto a esto, material para que el personal sanitario pueda trabajar con más protección, medicinas, estructuras sanitarias de campaña, medios de locomoción, ambulancias…
Por nuestra parte, más de parroquia, comunidades cristianas, pastoral, ayuda fraternal-Caritas, seguimos trabajando con las limitaciones que nos imponen la prohibición de reuniones y sacando el máximo “provecho” de lo que se puede hacer:
 Del lado javeriano, hemos podido hacer una asamblea (después de haber obtenido, la mayoría, los necesarios permisos de tránsito, al estar los distritos cerrados-aislados) en Makeni. En ella hemos compartido información de la situación y de lo que se está haciendo en las diversas misiones; hemos evaluado el trabajo para ver si se puede mejorar. Con nosotros  ha estado un Médico, implicado en la lucha contra el ébola, para tener más información sobre el virus, para cambiar impresiones sobre seguridad, prevención, mejor forma de ayudar a la población desde nuestro ministerio pastoral; hemos tratado algún tema de la Congregación, rezado juntos un poco y comido un poco mejor…, es decir que ha sido un momento fraterno y agradable que nos ha hecho bien a todos; después, como es natural, cada mochuelo a su olivo.
 Aquí en Makeni, en nuestra parroquia de San Guido María Conforti hay dos encuentros diarios, por la maña la Eucaristía (6,30) y por la tarde el rosario (17,45). Ahora participa más gente, por una parte todos estamos rezando un poco más y encomendándonos a Dios; por otra al, no haber otros encuentros, la gente viene antes de estos actos y se queda un rato después de terminar: se habla, se bromea, se comparte información, nos interesamos los unos de los otros y se pregunta por los que no se ha visto, se “cotillea” un poco como en toda parroquia que se precie, aquí el cotilleo (benévolo, claro) se llama “CONGOSÁ”. Antes o después, en ocasiones, se hace algún breve encuentro con algún grupo o personas para tratar algo que haga falta o convenga…¡En fin! se trata de hacer de la necesidad virtud y algo es algo y mejor que nada. También se mantiene una reunión semanal de parejas que van a contraer matrimonio y están preparándose, al ser 10-12 personas se puede hacer teniendo las precauciones que hay que tener; las celebraciones no se sabe cuándo serán pues esas requieren fiesta: Eucaristía (que no hay problema) fiesta, comida, baile, reunión de muchos familiares, viajes, alojamientos…, todas cosa prohibidas por ahora.
 Como podréis suponer este año pastoral (como el escolar, el universitario…) está perdido, por lo tanto programación-pastoral-parroquial anual no ha habido, ni reunión del Consejo Pastoral Parroquial. En todo caso, en estos días, está previsto reunir al, por así llamarlo, consejo permanente del consejo parroquial para cambiar impresiones, analizar la situación, ir pensando un poco en el futuro y ver lo que se puede mejorar en el presente…, se trata de mantener lo más vivo y activo lo que se hace y se puede hacer.
 Otro aspecto que ha mejorado y crecido en la parroquia es el de la preocupación por los otros en general, la colaboración en la atención a los afectados en particular, y el compartir los bienes con los que por “estar aislados por causa del ébola” están necesitados de ayuda, cercanía, oración y atención. El número de los voluntarios para visitar con los sacerdotes las “casas aisladas”, así como el que recorre la parroquia recabando información para poder llegar a donde sea necesario, ha aumentado; a pesar del miedo del principio ha prevalecido el deseo de ayudar y manifestar que somos una comunidad.
 Como consecuencia de lo anterior, también ha crecido la generosidad en el compartir; los alimentos y otras cosas que repartimos por las “casas aisladas” son los que la gente trae al ofertorio de las misas de los domingos: arroz, aceite de palma, patatas, cebollas, zanahorias, agua potable, carbón, plátanos, pastillas de caldo de carne o de gallina…, también se compran alimentos con lo obtenido en una de las colectas del domingo y con el dinero que algunos entregan. A este dinero se añade el que llega de España o Italia: amigos-as, grupos parroquiales y misioneros, comunidades religiosas y alguna diócesis están contribuyendo a que se pueda ayudar, de diversas maneras, a más personas y familias…
  Se sigue, como en toda la Diócesis de Makeni, con las vivitas de apoyo, acompañamiento y atención a las “casas-familias aisladas” por 21 días por haber tenido en ellas uno-a o más afectados o muertos por causa del ébola.
Nosotros estamos bien, alguna que otra malaria siempre le cae a alguno pero eso es normal y curable, y mantenemos un discreto buen ánimo, trabajamos y nos movemos con prudencia y ateniéndonos a los “protocolos” sanitarios, tanto personal como en general: no dar la mano, lavárselas con frecuencia, no comer ni beber nada fuera de casa, fregar lo que haya que fregar añadiendo siempre un chorrito de lejía, fumigar con una mezcla de agua y lejía, todos los días, los lugares comunes…
La situación parece que  aun va para largo, esperemos los mejor y que la realidad vaya mejorando con las ayudas y colaboración que está llegando, en esa esperanza estamos y con ella seguiremos.
Gracias por vuestro apoyo, servicios, seguimiento, afecto, ayuda, oraciones.
Por mi parte, mis mejores deseos de bien para todos-as y que el Señor os siga bendiciendo y acompañando vuestras vidas, comunidades, trabajo, proyectos y demás…
Fraternal y cordialmente. En el Señor. ¡Hasta la próxima!
Luis Pérez Hernández s.x.

viernes, 14 de noviembre de 2014

París a la vista ...

Ayer por la noche he llegado a París tras las despedidas en Cartagena y Murcia y un día pasado en mi pueblo.
El viaje resultó muy bien y ahora estoy readaptándome a otro ritmo de vida, otro idioma y otro ordenador (en este que uso, un poco viejito, no hay ni hay tildes ni signos de interrogación...).
Las prácticas en la radio las empezaré el próximo lunes, así que tengo un fin de semana de aclimatación.
La comunidad javeriana de París la forman tres compañeros nada más. En tiempos esta casa tenía más personas porque venían a París los estudiantes enviados a la teología de Yaundé (Camerún) para aprender el francés y se juntaban comunidades de unos 10. Ahora están solo los que vienen a ampliar estudios: uno está estudiando filosofía, otro cine y otro es el superior con un proyecto de futuro doctorado en diálogo interreligioso. Y durante un mes estaré también yo para practicar en ‘Radio Notre Dame’ y sumergirme en el mundo de la radio.
Somos cuatro de nacionalidades distintas: un mejicano, un congolés, un italiano y yo. Se puede hacer un chiste con nosotros.
No enviaré muchos mensajes porque quiero meterme en el francés, que para eso estoy aquí, pero a mitad y finales de mi presencia por aquí ya diré algo más.
Un abrazo y hasta otra.
Antxon

martes, 11 de noviembre de 2014

Fotos Ordenación episcopal de Adolfo

Escudo episcopal de Dom Adolfo
Mario nos ha enviado algunas fotografías de la ordenación episcopal de Adolfo sacadas durante la ceremonia.
Os las proponemos así, sin mas comentario.  Y le deseamos a Adolfo un largo y fegundo apostolado, sostenido por nuestra oración, desde luego.


 

 

 




domingo, 9 de noviembre de 2014

¿Por qué se va Antxon?

Antonio Serrano, más conocido en nuestro mundo javeriano como Antxon, deja España tras 10 años dedicado a la animación misionera, primero desde Madrid y últimamente desde Murcia. Antes de irse nos deja sus razones para salir.



RAZONES PARA VOLVER A LA MISIÓN EN ÁFRICA 

He escrito algunas razones del porqué vuelvo a África, con ocasión de mi despedida. He querido que sean 7 porque es un número perfecto según la Biblia, y el orden es “ascendente”, es decir, creo que las primeras son las que más responden a la actualidad pero que tienen menos peso que las últimas, que son las razones que actualizan permanentemente la urgencia de la llamada misionera. 

  1. África está siendo continuamente maltratada, ya sea a nivel económico por la explotación que sufre como a nivel mediático o de imagen popular: parece que África es el centro de todas las desgracias. Estoy enfadado porque a nadie se le ha ocurrido regalarme un traje amarillo de esos del ébola, ahora que voy a esa masa de virus llamada África. Mira por donde, desde que el ébola parece no ser una amenaza para nosotros ha dejado de importarnos. Se ve más claro que lo que nuestro mundo occidental quiere no es tanto “salvar a los pobres, cuanto salvarse de los pobres” (esta frase forma parte del manifiesto de los misioneros ante el ébola en el día del DOMUND, lo encuentras en 'Esperanzas y gritos frente al ebola').

  1. Vivimos en un mundo intolerablemente desigual, a pesar de las llamadas del papa a no participar de una economía que genera exclusión e inequidad. Esa desigualdad se percibe y aumenta también en España, pero es flagrante en América (el continente más desigual) y también en África. Sin duda salir de Europa para ir a África supone renunciar a ciertas comodidades y medios. Pero humana y religiosamente puede ser un enriquecimiento porque “solo nos pueden santificar los que tienen fuerza sacramental para hacerlo: los pobres y los pequeños”. Aquí no sobra nadie (“no a una cultura del descarte”, dice también el papa). Al contrario, las bienaventuranzas de Jesús están situadas entre los pobres, los que lloran, los que luchan por la paz… La verdad de estas palabras solo se experimentan integrándose entre ellos, viviéndolas desde dentro. 
Antxon en el camino de Santiago

  1. Vivimos también en un mundo de bloques enfrentados. Quizá el enfrentamiento más evidente hoy en día, y que también tiene su terreno de operaciones en África, sea el del integrismo islámico con el mundo occidental. Para la zona de África a la que voy a ir (Chad) el integrismo supone un peligro real. Nuestro mundo tiene necesidad de personas “puente”, de personas de encuentro que, inevitablemente tienen un color de piel, una identidad religiosa, un origen en tal o cual sitio… pero son capaces de escucha, de relativizar y ser autocríticos con su cultura de origen y a la vez apreciar lo bueno del otro. Los musulmanes de Chad necesitan ver occidentales distintos, que no están en África para explotar materias primas, que no confían únicamente en su dinero, que no trafican con armas ni aplauden las guerras emprendidas por occidente. San Guido Mª Conforti, fundador de los misioneros javerianos, decía: “El misionero es el signo más evidente y el apóstol más convencido y entusiasta de la fraternidad universal”. Y esa fraternidad se hace aún más evidente cuando llamamos “hermano” al que por historia, realidad política o cultura está enfrentado a mí como enemigo. Más aún, la mayoría de los musulmanes que he encontrado en Chad en el pasado eran personas cordiales, amantes de la paz, y necesitan ver en los occidentales eso mismo para poder rechazar los cantos de sirena de las radios fundamentalistas, numerosas hoy en día, que les atosigan permanentemente. 

  1. Cierto que voy a dejar “mi mundo” y esto lo podemos sentir como una pérdida. Pero cuando Dios nos coloca donde Él quiere y cuando encontramos nuestro lugar en el mundo ya no podemos hablar de pérdida son de ganancia: ganancia personal, porque ahí voy a poder desarrollar mis cualidades en una misión que me aporta un objetivo, una orientación y un pueblo; ganancia comunitaria porque yo no me voy solo sino enviado por todos vosotros, que de alguna forma me acompañáis en el viaje, y porque conmigo pasáis a formar parte de ese otro pueblo, ampliáis horizontes y podéis hacer entrar en vuestras comunidades ese aire fresco renovador que llega desde comunidades más jóvenes. 
Antxon en la misión de Acoyotla

  1. La misión es una escuela de amor. El papa Francisco definió a la Iglesia como una historia de amor. La salida misionera no es ajena a esta historia, antes bien es su origen porque “la Iglesia ha nacido en salida” (papa Francisco). Durante estos años dedicados a la animación misionera me he encontrado con muchas personas y generalmente quien está interesado en la misión está interesado en muchas otras cosas, es persona de amplios horizontes y profundas búsquedas, alguien no acomodado a las estructuras desiguales en las que nos movemos y que tiende a reducir su complicidad en el mal del mundo con creatividad, gestando grupos nuevos, analizando el propio consumo… Compartir con estas personas (vosotros) lo vivido en misión me ha permitido también releer esa experiencia desde el amor: amor compartido con las personas de aquel lugar y amor de Dios, primero y desbordante, que me ha regalado tantos encuentros, aquí y allá. Sabemos que el amor o se alimenta o se muere y este nuevo paso va a suponer para mí seguir creciendo en ese amor, en este caso visto desde allí: compartir mi presencia en Chad y desde allí contar lo vivido en España y releerlo como historia de amor. Y el caso es que cuando nos vamos somos más conscientes del valor de las personas que tenemos cerca, de la hondura de los momentos vividos… Seguimos aprendiendo a amar y a dejarnos amar. Qué bien viene aquí este cuento de Dolores Aleixandre.

  1. Historia de amor entregado de Jesús que muchos no conocen todavía. En concreto en Chad se calcula que los cristianos son alrededor de un 15 % de la población. Se puede vivir sin conocerlo, claro ¡Pero esta sí que es una pérdida! ¡Cómo cambia la vida cuando nos encontramos con el amor del Padre manifestado en Jesús! Y la misión de la Iglesia en esta perspectiva está aún en sus inicios. 
Antxon en su pueblo haciendo amigos

  1. Y la primera razón y principal: el primer misionero, Jesús, el enviado del Padre, sigue llamando para que nos asociemos a su misión ¿Quién se resiste? Además, esa misión confiada a la Iglesia sigue a través de muchas personas, incluido nuestro instituto de los misioneros javerianos. Yo recibo esa misión desde lo que mis superiores ven conveniente y cuando me destinan. Hasta ahora, en la animación misionera en España, ya era misionero, y a partir de ahora seré misionero en Chad. Es decir, las fechas y lugares donde desarrollar esa misión los concreta mi instituto misionero, pero en cualquier parte donde esté ya soy misionero. Es probable que quedándome donde estoy las cosas me pudiesen salir mejor, pero… Podemos identificar la misión como una historia de éxitos, de frutos evidentes, de poesía romántica permanente… pero la misión de Jesús, vista desde el punto de vista humano, termina en un tremendo fracaso llamado cruz ¿Tengo garantizado el que todo me vaya bien? Claro que no, y el mismo san Pablo se enorgullecía de sus debilidades y fracasos porque así decía que se hacía más evidente la fuerza de Dios, que esa sí es capaz de transformar fracasos como la cruz en camino de Vida. 

Antonio Serrano Insausti, misionero javeriano,
noviembre de 2014 en Murcia.

sábado, 8 de noviembre de 2014

Otras noticias javerianas ...

Sierra Leona
“El 4 y 5 de noviembre, los Javerianos que trabajamos actualmente en Sierra Leona, nos hemos podido encontrar todos.  Hemos escuchado nuestro médico, el Dr. Patrick Turay, hablarnos sobre la situación actual del ebola en Sierra Leona, sobre las precausiones que hay que tomar y también en como sensibilizar a la gente.  Tuvimos tiempo para compartir ideas y, sobre todo, sobre el muy importante trabajo de sensibilización que muchos hermanos van llevando por delante en las misiones.
Hemos podido celebrar la fiesta de nuestro Santo fundador en fraternidad, con la eucaristía presidida por el p. Matugas Vivinio, la primera después de su ordenación en las Filipinas y una asamblea regional.  Hemos recordado las tres hermanas del Burundi y hemos rezado por que esta epidemia en el West Africa se acabe.  Damos gracias a todos aquellos que se han unido a nosotros en esta oración”.
p. Carlo Di Sopra

Camerún/Chad
Se ha celebrado en Yaundé la fiesta de san Guido Mª Conforti con las Profesión Perpetua de Nayuburundi Léonidasy Nkinzingabo Epitace.  La familia ‘confortiana’ de la región estaba presente casi al completo – los Javerianos, incluso desde el Chad, las Hnas Javerianas, una Laica Javeriana española [Marta Barral que muchos conocemos], el Grupo Amigos de los Misioneros Javerianos (Gamix), y muchos amigas/os religiosas/os.

Indonesia
Bukittinggi, 2 de noviembre: los padres Jonas Mallisa y Valentin Shukuru, junto a cientos de jóvenes y a algunos parroquianos, han participado a la ‘Jalan Santai’ (Caminata de la salud) organizada por el Forum Kerukunan Umat Beragama (Foro de la Armonia Interconfessionale) y por la ciudad de Bukittinggi en el 230º aniversario de la fundación.
El alcalde ha invitado al p. Valentin (javeriano congoleño) a dar con la bandera la señal de inicio.  Una bonita manera de manifestar que “las diferencias culturales, religiosas e incluso de raza, no son ni una amenaza ni una barrera por la coexistencia armoniosa de los pueblos”.

ORDENACIÓN EPISCOPAL DE ADOLFO ZON PEREIRA

Hoy, 8 de noviembre, en el ‘Ginásio de Esporte Hildo Carvalho’ de Abaetetuba, Adolfo Zon Pereira, Javeriano de Seixalbo (Orense), recibirá la ordenación episcopal de las manos de Dom Flavio Giovenale, obispo de Santarém.  Participará a la celebración, en nombre de la familia javeriana, nuestro hermano Mario Mula.
Quien lo desea podrá seguir la Ceremonia en directa streaming, a partir de las 10.00 horas de Abaetetuba (las 14.00 horas en España).

lunes, 3 de noviembre de 2014

CON CRISTO EN LA FRONTERA

El texto que sigue, es cuanto el obispo de Tánger, Santiago Agrelo, propone a la reflexión de todas/os en el día del Domund.
Esperando que sirva ...

A los fieles laicos, a las personas consagradas y a los presbíteros de la Iglesia de Tánger: Paz y Bien

A esta Iglesia la hizo de frontera la historia, y lo natural hubiera sido que, en nuestra vida de creyentes, esa frontera significase sólo un límite o confín reconocido entre dos Estados soberanos.
Pero injusticia, violencia y explotación han llenado de empobrecidos los caminos del mundo, y, para ellos, muchas fronteras se han transformado en límite impuesto por los poderosos a derechos que son de todos, y en desprecio de derechos particulares que tienen por serlo los pobres.
El egoísmo, la arrogancia, la crueldad, han transformado nuestras fronteras en vallas con cuchillas, en barreras que se pretende infranqueables para los empobrecidos de la tierra, en escenario para una trama de privaciones, enfermedades, heridas y mutilaciones, en cementerio de vidas jóvenes y de esperanzas legítimas.
A los creyentes, esa perversión deshumanizada de la frontera nos obliga a situarnos en ella para estar al lado de sus víctimas. Y la gracia de Dios, la fuerza de su Espíritu, nos unge para que ahí asumamos, como testigos de una humanidad nueva, nuestras responsabilidades con los pobres y con el evangelio que para ellos se nos ha confiado.
La perversión de estas fronteras no es episódica, como no lo son la injusticia, la violencia, la explotación y la prepotencia que las han transformado en espacios de muerte. Nuestras fronteras son cementerios que nunca se cierran; sólo ignoramos cuál será –y cuántos serán- el próximo nombre o el próximo número que se ha de escribir en su lista de muertos.
Dentro de esa estructura de muerte que muchos quisieran opaca porque la quieren impune, se producen a veces brechas informativas, o porque los muertos no se pueden ocultar, o porque algunas imágenes escapan al control del poder establecido.
El pasado día 15, fiesta de Santa Teresa de Jesús, se produjo en la frontera de Melilla una de esas brechas por las que se asomó a nuestra conciencia un episodio en la vida de un hombre, sólo unos minutos de su tiempo: agentes de la guardia civil agreden en territorio español a un emigrante que está bajando de la valla, a golpes lo dejan inconsciente, y en ese estado, sin tomar ningún tipo de precaución sanitaria, lo mueven y por un paso abierto en la valla lo devuelven a territorio marroquí.
La evidencia del daño injustamente causado, de la violencia gratuita ejercida, del trato humillante dispensado, exige que exprese, como obispo, la solidaridad de esta Iglesia con ese hombre –con todos los emigrantes- y nuestra comunión con él, y hace urgente que esta Iglesia reconozca públicamente a esos emigrantes –bautizados o no- como hijos suyos, y que a toda persona de buena voluntad, también a las autoridades de los pueblos y a las fuerzas del orden, pida para ellos en justicia lo que se les debe, y por solidaridad lo que necesitan.
Palabra de Dios y frontera:
La perversión de la frontera irrumpe con fuerza en nuestra eucaristía dominical. La violencia de la realidad hace que la palabra de Dios proclamada en la liturgia, resuene casi como un sarcasmo en los oídos de los oprimidos y como una blasfemia en los oídos de Dios: “Yo soy el Señor y no hay otro; fuera de mí no hay dios”… “Aclamad la gloria y el poder del Señor… porque es grande el Señor”.
Si no la oímos en comunión con los pobres, la de Dios será una palabra pronunciada sólo para halagar el oído de los grandes y no para enjugar las lágrimas de los pequeños.
Y tú, Iglesia cuerpo de Cristo, Iglesia de pobres que se arriesgan por un sueño en las vallas de una frontera, tú buscas con todos una luz para que la palabra del Señor resuene verdadera y consoladora en el corazón de cada uno de tus hijos.
Si te pones del lado del que oprime, la palabra de Dios suena sólo a sarcasmo y blasfemia.
Si te pones del lado de los oprimidos, si cierras filas en torno a ellos, si caminas indefensa con ellos hacia su futuro, si te haces pacífica con ellos, entonces con ellos y con Cristo reconocerás verdaderas las palabras de la profecía, y en tu camino resonará poderoso y consolador el salmo de tu oración: “Es grande el Señor y muy digno de alabanza, más temible que todos los dioses. Pues los dioses de los gentiles –los dioses del poder, los dioses de la injusticia y de la violencia- son apariencia”.
Tú no avanzas con violencia hacia los violentos; los vences con las armas de tu fe, de tu esperanza y de tu amor; los haces enmudecer con la fuerza de tu canto.
Si te mantienes al lado de los pobres, estarás siempre al lado de Cristo Jesús, Cordero degollado y vencedor.
Indiferencia y frontera:
En ese fragmento de realidad de la frontera que hemos podido conocer, hay un aspecto que considero necesario señalar por significativo e inquietante.
Un hombre bajaba por la valla de la frontera, y cayó en manos de unos vigilantes, que lo molieron a palos hasta dejarlo medio muerto.
Ellos, los vigilantes de la frontera, fueron los primeros en verlo desvanecido, pero no lo atendieron, simplemente se desentendieron de él y lo echaron al otro lado de la frontera.
Mientras se lo llevaban, a su lado pasó un vehículo médico, que no se detuvo; lo mismo hizo una ambulancia,  que tampoco se detuvo; y de largo pasaron también unos ciudadanos que hacían su caminata de siempre contra el colesterol y los kilos.
Es como si en ese jirón de realidad fronteriza, la parábola del buen samaritano se hubiese quedado sin el personaje principal, sin el samaritano compasivo.
Esa ausencia es sobrecogedora. Se nos ha permitido ver una parábola de la indiferencia globalizada. ¿Será una parábola de la realidad en que vivimos?
Iglesia y frontera:
Como Iglesia:
Unimos nuestra voz a la de instituciones y personas que han pedido que se esclarezcan los hechos acaecidos el pasado día 15 de octubre, se depuren responsabilidades, y se ponga fin a la violación de derechos fundamentales de las personas, violación continuada que ha sido hasta ahora ignorada, si no tolerada, por los poderes públicos.
Pedimos que se autorice la presencia de observadores independientes que puedan informar sobre el respeto o la violación de los derechos que asisten a las personas en las fronteras.
Lamentamos que las autoridades de los Estados presten más atención a la impermeabilidad de las fronteras que al bien de las personas.
Lamentamos que a un hijo de esta Iglesia, que se hallaba en situación de manifiesta necesidad, se le haya tratado en la frontera de Melilla como nadie en su sano juicio hubiese tratado en ningún lugar a un animal herido.
Y denunciamos una información que, por engañosa, interesada y continuada, ha hecho posible, se diría que incluso normal, esa escena de violencia gratuita y de indiferencia colectiva que hemos visto representada para vergüenza y asombro de todos en la frontera de Melilla.
Iglesia sin fronteras:
Para nuestra confusión, a los cristianos demasiadas veces se nos encuentra cerca del poder y lejos de los pobres. Ni siquiera nos damos cuenta de que, por ese camino, nos excluimos de Jesús, nos quedamos lejos de su evangelio.
En Jesús de Nazaret, Dios se nos ha revelado sin fronteras. Sólo sueña que la casa se le llene de hijos.
A ti, Iglesia cuerpo de Cristo, te hizo de los pobres el mismo amor que te hizo de Jesús: Iglesia sin fronteras, Iglesia madre de todos, Iglesia que a todos se ofrece espaciosa y abierta como el corazón de Dios.

Tánger, 19 de octubre de 2014.
+ Fr. Santiago Agrelo
Arzobispo de Tánger

sábado, 1 de noviembre de 2014

Adolfo ante su ordenación episcopal. Datos de su Diócesis


Algunos datos sobre la Diócesis de Alto Solimoes en Brasil, de la que el misionero javeriano Adolfo Zon va a ser ordenado obispo coadjutor el sábado 8 de noviembre en Abaetetuba:

- tiene una superficie de 132.195 kilómetros cuadrados, está situada en el Amazonas y limita con Colombia y Perú;

- la población llega a casi 200.000 habitantes, repartidos en siete municipios y un área indígena (de hecho es la Diócesis de Brasil con más alta proporción de población indígena);

- se calcula que los católicos son 183.000;

- cuenta con ocho parroquias y 331 comunidades cristianas, atendidas por seis sacerdotes diocesanos, 10 religiosos y 15 religiosas;

- su gran desafío es mantener la atención pastoral con tan escaso personal y pocos medios a disposición.

sábado, 25 de octubre de 2014

Lectura misionera de la Biblia: Jonás

JONÁS, EL ANTIMISIONERO

TEXTO BÍBLICO

 Jonás capítulo 1

El Señor dirigió la palabra a Jonás, hijo de Amitay: ---Levántate y vete a Nínive, la gran metrópoli, y proclama en ella que su maldad ha llegado hasta mí. Se levantó Jonás para huir a Tarsis, lejos del Señor; bajó a Jafa y encontró un barco que zarpaba para Tarsis; pagó el precio y embarcó para navegar con ellos a Tarsis, lejos del Señor. Pero el Señor envió un viento impetuoso sobre el mar, se alzó una furiosa tormenta en el mar y la nave estaba a punto de naufragar. Temieron los marineros y cada cual gritaba a su dios. Arrojaron los pertrechos al mar para aligerar la nave, mientras Jonás, que había bajado a lo hondo de la nave, dormía profundamente. El capitán se le acercó y le dijo: ---¿Qué haces dormido? Levántate y grita a tu Dios; a ver si ese Dios se compadece de nosotros y no perecemos. Y se decían unos a otros: echemos suertes para ver por culpa de quién nos viene esta calamidad. Echaron suertes y le tocó a Jonás. Le interrogaron: ---Dinos: ¿por qué nos sobreviene esta calamidad?, ¿cuál es tu oficio?, ¿de dónde vienes?, ¿cuál es tu país?, ¿de qué pueblo eres? Les contestó: ---Soy un hebreo y adoro al Señor, Dios del cielo, que hizo el mar y la tierra firme (…) Alzadme en vilo y arrojadme al mar, y el mar se os calmará; pues sé que por mi culpa os sobrevino esta furiosa tormenta. Pero ellos remaban para alcanzar tierra firme, y no podían porque el mar seguía embraveciéndose. Entonces invocaron al Señor: ---¡Ah, Señor, que no perezcamos por culpa de este hombre, no nos hagas responsables de una sangre inocente! Tú, Señor, puedes hacer lo que quieres. Alzaron en vilo a Jonás y lo arrojaron al mar, y el mar calmó su furia. Y aquellos hombres temieron mucho al Señor. Ofrecieron un sacrificio al Señor y le hicieron votos.

Jonás capítulo 2

El Señor envió un pez gigantesco para que se tragara a Jonás y estuvo Jonás en el vientre del pez tres días con sus noches. Desde el vientre del pez, Jonás rezó al Señor, su Dios: En el peligro grité al Señor y me atendió, desde el vientre del abismo pedí auxilio y me escuchó. (…) Y sacaste mi vida de la fosa, Señor, Dios mío. Cuando se me acababan las fuerzas, invoqué al Señor, llegó hasta ti mi oración, hasta tu santo templo. Los devotos de los ídolos faltan a su lealtad; yo, en cambio, te cumpliré mis votos, mi sacrificio será un grito de acción de gracias: la salvación viene del Señor. El Señor dio orden al pez de vomitar a Jonás en tierra firme.

Jonás capítulo 3

El Señor dirigió otra vez la palabra a Jonás: ---Levántate y vete a Nínive, la gran metrópoli, y anuncia lo que yo te digo. Se levantó Jonás y fue a Nínive, como le mandó el Señor. Nínive era una gran metrópoli, tres días hacían falta para recorrerla. Jonás se fue adentrando en la ciudad y caminó un día entero pregonando: ---¡Dentro de cuarenta días Nínive será arrasada! Creyeron a Dios los ninivitas, proclamaron un ayuno y se vistieron de sayal pequeños y grandes. Cuando el mensaje llegó al rey de Nínive, se levantó del trono, se quitó el manto, se vistió de sayal, se sentó en el polvo y mandó al heraldo proclamar en Nínive un decreto real y de la corte: ---Hombres y animales, vacas y ovejas no prueben bocado, no pasten ni beban; cúbranse de sayal hombres y animales. Invoquen fervientemente a Dios; que cada cual se convierta de su mala vida y de sus acciones violentas. A ver si Dios se arrepiente, cesa el incendio de su ira y no perecemos. Vio Dios sus obras y que se habían convertido de su mala vida, y se arrepintió de la catástrofe con que había amenazado a Nínive y no la ejecutó.

Jonás capítulo 4

(…) Jonás había salido de la ciudad y se había instalado a levante; allí se había hecho una choza, y estaba sentado a la sombra esperando el destino de la ciudad. Entonces el Señor Dios hizo crecer una planta de ricino hasta sobrepasar a Jonás, para que le diese sombra en la cabeza y lo librase de una insolación. Jonás estaba encantado con aquel ricino. Entonces Dios envió un gusano al amanecer el día siguiente, el cual dañó el ricino, que se secó. Y cuando el sol apretaba, envió Dios un viento solano bochornoso; el sol abrasaba la cabeza de Jonás y lo hacía desfallecer. Jonás se deseó la muerte y dijo: ---Más vale morir que vivir. Respondió Dios a Jonás: ---¿Y vale irritarse por lo del ricino? Contestó: ---¡Vaya si vale! Y mortalmente. El Señor le replicó: ---Tú te apiadas de un ricino que no te ha costado cultivar, que una noche brota y otra perece, ¿y yo no voy a apiadarme de Nínive, la gran metrópoli, que habitan más de ciento veinte mil hombres que no distinguen la derecha de la izquierda, y muchísimo ganado?

 

 COMENTARIO BÍBLICO

El género literario del libro de Jonás es el de cuento alegórico. Este relato no pretende ser histórico. En él se ven reflejados muchos textos proféticos, y además va a ser mencionado por Jesús en el Evangelio, por ejemplo en Mateo 12,38-42.

Jonás significa “paloma”, uno de los nombres dados a Israel. Jonás recibe la palabra de Dios como los grandes profetas, pero él desea limitar la misericordia de Dios. Representa al pueblo de Israel tras el exilio, tan mezquino de ideas con respecto a sus vecinos.

Nínive era la capital del imperio que destruyó Israel en el 721 y principal santuario de la diosa Istar, cuyo animal sagrado era la paloma. A su vez, Nínive fue destruida el año 621.

Tarsis es muy posiblemente Tartessos, colonia fenicia en el sur de España y límite extremo del mundo según los israelitas.

Ironía en el barco: cada marinero invoca a su dios mientras Jonás ni se entera de la tormenta desencadenada “por su culpa” y duerme.

“Echar a suertes” era un recurso de Israel y de otros pueblos para decidir las cuestiones dudosas. Los apóstoles también lo emplean para elegir al sucesor de Judas (Hechos 1,26).

Jonás está lleno de contradicciones: dice que su Dios es Dios del mar (¿cómo va a escapar de Él entonces en una travesía marítima?), que es misericordioso (cuando después se va a enfadar por su misericordia hacia los ninivitas) y ofrece su vida a los marineros para que lo tiren por la borda y salvar el barco (cuando quiere a la vez la destrucción de los ninivitas). Jonás muestra no haber cambiado de corazón sino que siente que sus planes han sido descubiertos y ya no tiene dónde ir. Y sin embargo gracias a su ofrecimiento el mar se calma y esos marineros paganos ofrecen un sacrificio al Señor. Esta escena es la antítesis de Ezequiel en sus capítulos 26 y 27, donde la profecía habla del reino de Tiro tirado al mar con sus riquezas. Aquí resulta que un profeta de Israel es tirado al mar por paganos.

En otros profetas aparecen también monstruos: en Jeremías 51,34 un monstruo, que representa a Babilonia, se traga a Israel, y más tarde Dios saca a su pueblo de su boca (51,44); Isaías 27,1 presenta al enemigo de Israel como un monstruo marino.

En la oración que Jonás pronuncia dentro del cetáceo hay muchas frases tomadas de los Salmos.

Segunda llamada de Dios a Jonás y esta vez sí, Jonás se dirige a Nínive. Los tres días de recorrido por la ciudad pueden ser una hipérbole o puede ser que Nínive designaba todo un territorio de unos 45 kilómetros de diámetro.

La conversión de Nínive confirma Ezequiel 3,4-7: el pueblo de Israel no escucha mientras que un pueblo con otra lengua escucha la predicación del profeta y cambia.

“Los ninivitas creyeron”. Se usa aquí la misma expresión que aparece en la Biblia para designar la fe de Abraham. El arrepentimiento incluye a los animales, expresión que aparece continuamente en el profeta Jeremías.

Las palabras en que Jonás muestra su decepción revelan claramente su carácter y los motivos que le impulsan. Trató de eludir su misión y huyó previendo que el Señor se iba a apiadar de los ninivitas si estos se arrepentían. Sus temores eran ciertos. Desde el punto de vista del Señor, la misión de Jonás ha constituido un éxito… a su pesar. De hecho Jonás está sentado a distancia esperando ver la destrucción de sus enemigos y lo que acontece es precisamente la destrucción del ricino que le sirve de protección.

Dios es el Señor de los elementos: lo mismo que el pez engulle a Jonás aquí también el ricino crece prodigiosamente y el gusano y el viento responden a la voluntad de Dios.

Jonás insiste en sus razones para estar enfadado, pero eso no va a detener al Dios de la Alianza para mostrar su bondad más allá de Israel. Este tema es el que subyace en todo este relato en el que el profeta, los marineros, los ninivitas y hasta el ganado son objeto de la misericordia divina. A Jonás le hace huir la idea de la misericordia de Dios, pero es precisamente esta misma misericordia la que lo salva cuando es arrojado al mar. Es irónico que un profeta se beneficie de la misericordia y se enfade cuando esa misma misericordia beneficia a otros. En la persona de Jonás el autor satiriza a aquellos israelitas de ideas estrechas que, a pesar de haber experimentado la misericordia de Dios, lamentan que sea concedida también a extraños. El autor escribía para aquellos de sus contemporáneos que estaban a punto de caer en la tentación de imaginarse un pueblo unido a Dios por la Alianza y capaz de poner límites a la libertad de ese mismo Dios ¿Qué os parece: el libro de Jonás sigue siendo actual?

 

COMENTARIO MISIONERO

Jonás, a su pesar, resulta ser signo de Dios y motivo de conversión para los marineros primero (que acaban alabando a su Dios) y para los ninivitas, sus grandes enemigos, después. Precisamente la culpa de Jonás es el lugar donde se realiza la conversión de los marineros: Dios saca caminos de vida incluso en medio de nuestros fracasos.

El barco en el que viaja Jonás parece una alegoría del mundo: es un lugar plural donde cada cual sigue su religión y reza a su dios, pero les mueve un objetivo común (llegar a puerto y por tanto salir de la tormenta), y aunque han encontrado al “culpable” de la tormenta, siguen esforzándose por seguir adelante sin tirarlo al mar, como el mismo Jonás les ha propuesto. Cuando ven que su situación es límite entonces sí lo hacen ¿Lo tiran al mar para liberarse de él? Más bien parece que lo hacen para ponerlo en las manos de Dios, que es el Señor del mar. Los extranjeros y/o no cristianos pueden devolvernos a las manos de Dios. El que parece desentenderse de la situación común es precisamente Jonás. Lo más fácil ante los problemas es esconderse y desaparecer. Hay sin duda personas dormidas ante las grandes causas de la humanidad. Jesús también duerme en una barca en medio de la tormenta, y cuando se despierta calma el mar (con lo que manifiesta su ser Dios pues el mismo Jonás afirma que el mar le pertenece a Dios). Toda esta escena nos recuerda a San Francisco Javier, que hizo un viaje en un bajel pirata donde continuamente se ofrecían sacrificios al ídolo con gran enfado del santo. También el mar nos recuerda a Jesús caminando sobre las aguas y a Pedro que también lo hace, pero se hunde, y al hundirse sabe pedir auxilio. Esto también provoca la conversión, como aparentemente sucede con Jonás.

El capítulo 2 nos gusta. Jonás reza porque se ve hundido y asfixiado, y es en esos momentos cuando más nos acordamos de Dios. Jonás hace muchas promesas, pero ahí parecen quedar porque él sigue esperando la destrucción de Nínive. De hecho Jonás nos recuerda a la parábola del padre misericordioso en sus dos hijos (Lucas 15): se parece al hijo pródigo porque ambos vuelven a Dios pero no sabemos si por arrepentimiento sincero o porque no tienen otro remedio; y se parece al hermano mayor porque ambos se enfadan ante la misericordia de Dios. De hecho Jonás se enfada ante una pequeñez (el ricino seco) y deja escapar las grandes causas de la humanidad (un pueblo entero que podía haber sucumbido).

Capítulo 3. Aunque hacen falta 3 días para recorrer Nínive, Jonás predica uno. Parece que quiere hacer su misión el mínimo indispensable porque sigue sin estar convencido. Dios muestra su gran misericordia, pero más que salvando a Nínive lo hace salvando a Jonás. “Ya sabía yo que perdonas” y se enfada, cuando el primer perdonado, el que más misericordia recibe de Dios es él mismo. La misericordia de Dios está siempre dispuesta, para “buenos” y “malos”, aunque a veces da la impresión que Dios prueba más con el sufrimiento a sus amigos. Vemos en Jonás a la antítesis de Abraham: aquel cree e insiste ante Dios (y los ninivitas van a creer como Abraham) mientras que Jonás huye de Dios.

Nínive protagoniza un arrepentimiento colectivo que impresiona. Igualmente nos impresionan las celebraciones comunitarias de  la penitencia, cuando toda una comunidad se reconoce pecadora y necesitada de perdón.

“Esperando el destino de la ciudad”. Las noticias se ceban en el mal de los otros y podemos verlas como espectadores o entrar en un proceso en el que captamos la esencia de las personas y los acontecimientos y nos involucramos haciéndonos protagonistas.

El nombre de Jonás significa “paloma”, que en el mundo bíblico es un animal de poca inteligencia y mal carácter. Por eso Noé lo suelta tras el diluvio, porque con tan pocas luces ese animal volverá adonde salió. La paloma vuelve con una rama de olivo, signo del aceite del consuelo. Jonás es igual de corto que la paloma, y si Dios logra sacar algo fructífero de él es que es verdaderamente grande.

El autor del libro de Jonás es realmente inteligente porque el texto está lleno de referencias bíblicas, con lo que resultaría familiar para las personas de su tiempo, pero el mensaje es una gran novedad, ciertamente transgresora: la misericordia de Dios alcanza incluso a los enemigos, a nuestro pesar. Lo que está en juego es la imagen de Dios, que en este libro rompe esquemas y supera fronteras.

jueves, 23 de octubre de 2014

La misión en los tiempos del ébola

Hemos colgado hace pocos días un breve artículo de Girolamo ("Jerónimo"), el javeriano que estuvo en Murcia y ahora sigue en Sierra Leona. Aquí ampliamos esas noticias con un artículo más largo y de gran interés.
 
Makeni, 13 Octubre 2014

Queridos amigos:

Hace ya más de un mes que he regresado a Sierra Leona tras un periodo de vacaciones en Italia.

Cuando dejé la misión en junio el virus del ébola había alcanzado la provincia del sur del país, proveniente de Guinea y Liberia, los dos únicos países que tienen frontera con Sierra Leona. Mientras estaba de vacaciones, en julio, se ha extendido también en la provincia del norte, donde se encuentra la mayor parte de los misioneros javerianos. Esto ha empujado al presidente Ernest Koroma a declarar el estado de emergencia, a suspender todas las actividades sociales como el cine, torneos de fútbol, reuniones religiosas o civiles, y a hacer intervenir al ejército para controlar la situación porque en algunos hospitales los enfermos habían rechazado las curas y habían huido.

He tenido por tanto ocasión de observar esta realidad desde dos puntos de vista diferentes.

Primero he observado el ébola desde el punto de vista de Europa, preocupada sobre todo de no contagiarse por esta epidemia; las imágenes que la televisión ofrecía y que presentaban las terribles consecuencias del contagio, sin duda ciertas, daban la impresión que en Sierra Leona no se pudiese ya vivir, que el virus estuviese presente en todos los ángulos del país  y que la vida fuese imposible para todos. Las imágenes concentradas en los hospitales y en los enfermeros vestidos como astronautas no permitían tener una visión más amplia del país que, a pesar de la seriedad de la tragedia, seguía viviendo.

Ahora mi punto de vista ha cambiado: me encuentro en la ciudad de Makeni, en el distrito de Bombali, provincia del norte, donde el virus ha dejado ya al menos 300 víctimas. Desde aquí observo, además de las imágenes ya vistas en los documentales y en los noticieros italianos, otras imágenes de una vida normal que continúa dentro de los límites que la epidemia impone. La gente ha aprendido a vivir con esta amenaza y, a pesar de la seriedad de la situación, es consciente que hace falta seguir adelante.

Las autoridades políticas y sanitarias continúan luchando, con los pocos medios a disposición y con personal limitado, para reducir la difusión del virus. Algunas ayudas empiezan a llegar también de la comunidad internacional.

Los javerianos y nuestros parroquianos estamos más tranquilos que al inicio de la epidemia, gracias a un mayor conocimiento de las modalidades de transmisión del contagio que se puede evitar adoptando sencillas medidas de seguridad: una medida muy útil es evitar todo contacto físico, porque entrando en contacto con los fluidos del cuerpo del enfermo es fácil el contagio; no nos apretamos la mano para saludar, se han suspendido los funerales por ser lugar de encuentro de mucha gente, se evita también lavar los cuerpos de los difuntos, que son muy contagiosos y que son sepultados por un grupo de voluntarios, vestidos y preparados para este fin; el gesto de la paz en la iglesia y la comunión en la boca son en este momento un recuerdo del pasado.

La Diócesis y los javerianos, tras un primer momento de desconcierto, hemos llegado a estas dos conclusiones:

Ante todo la convicción que es necesario ejercitar la virtud de la prudencia, evitando lugares donde el riesgo de contagio es alto;

En segundo lugar hemos entendido que no se puede permanecer como espectadores pasivos frente a este drama; de estas reflexiones ha surgido espontánea una pregunta: ¿qué podemos hacer para ayudar a quienes han sido afectados por el virus?

La Diócesis se ha orientado a ayudar a las familias que han sido puestas en cuarentena porque han perdido un ser querido a causa del ébola.

Todas las personas que han tenido contacto con pacientes de ébola son aisladas en casa durante 21 días. Durante este periodo son vigiladas por soldados y policías. No les está permitido salir del patio que rodea la casa. Cada vez que un miembro de esta familia se contagia del ébola  y muere, la cuarentena reinicia de nuevo. Una familia de un pueblo donde hay una comunidad cristiana está aislada desde agosto, si ninguno se enferma deberían ser liberados el 15 de octubre, ¡50 días después de haber sido aislados!

Esta segregación es un gran problema porque muchas familias no tienen ahorros ni reservas de comida en casa. A la mañana se acercan al mercado a vender, o van al bosque a recoger leña o bien otras actividades productivas que les permitan ganar algo para comprar, al atardecer, los ingredientes que necesitan para cocinar aquel día: el encierro en casa significa no poder desarrollar estas actividades y por tanto no comer.

El padre Natale, Administrador Apostólico,  ha dado a las parroquias de la Diócesis dinero para ayudar a estas familias, y también nuestra comunidad parroquial ha querido expresar su solidaridad llevando dones durante la procesión de las ofrendas en la misa del domingo: sacos de arroz, cebollas, sal, carbón, dados, agua, leche en polvo para los bebés…

Durante la semana visitamos a las familias “secuestradas” para conocer su situación y el día después regresamos con los alimentos que hemos recibido de los parroquianos o comprados con los fondos donados.

El equipo está formado por el javerianos filipino Patrick Santianez, algún miembro de la comunidad que desea echar una mano y yo.

Cuando llegamos cerca de la casa nos detenemos a una distancia prudencial, para evitar cualquier contagio, pedimos noticias sobre los miembros de la familia que están enfermos y que han sido llevados a los centros sanitarios y animamos a la familia a tener paciencia, porque como dice el proverbio krio: “ hawevar tin tranga tete, i de dìn” (por difícil que sea una situación, acabará). Rezamos con y por ellos y al final les damos los dones recibidos.

Es un momento muy sencillo y al mismo tiempo muy bello, porque para ellos es un signo de esperanza en un momento de desesperación. Aunque sufran mucho por la pérdida de sus seres queridos, (en una de las familias ayudadas, de 20 que eran han sobrevivido 6) no se sienten completamente abandonados y saben que pueden transcurrir la cuarentena con la certeza de que la comunidad no les ha abandonado y está dispuesta a ayudarles.